Lector digital

Artículos varios|

Ventajas y desventajas de realizar lecturas en pantallas.

La llamada sociedad de la información en este mundo globalizado aunque con desigualdades que tienden a agudizarse, nos invita a centrarnos en el presente y futuro de las lecturas en libros frente al desafío de las tecnologías de la información que en definitiva colaboran con el desarrollo del hombre.

Es posible cuestionar qué es mejor, si leer en un libro en papel o digitalmente, o tal vez sea más relevante el cómo leemos, más que dónde leemos. Sin embargo y enfocándonos en el título del presente artículo, nos centraremos en las ventajas y desventajas de ser un lector digital.

Tal vez coincidamos en que los beneficios son múltiples para quienes son lectores digitales ya sea por la velocidad con que se puede encontrar una información, el acceso global de todo lo imaginable, y en definitiva porque es más atractivo y contemporáneo el uso de lo digital, pero es necesario considerar lo siguiente: La multimedia interactiva deja muy poco margen a la imaginación. En la narrativa por ejemplo se incluyen representaciones tan específicas que la mente cada vez dispone de menos ocasiones para pensar. En cambio las lecturas de libros abren un mundo de creatividad, de significado e imaginación que permite al lector evocar situaciones que le sean significativas y que le acerquen de manera más expedita al aprendizaje. Otro aspecto que debemos destacar es que la lectura digital por largos periodos causa fatiga visual. Ahora bien, lo medular es que, el libro sea de papiro, pergamino, papel o electrónico es algo accidental; lo esencial aquí es que el mensaje contenido se encuentra en la escritura y ella exige, necesariamente, un soporte, salvo que pretendamos volver a la etapa de la oralidad.

Como dice Armando Petrucci en “Leer por leer: Un porvenir para la lectura”: ¿Cuál será en el futuro próximo la actividad de la lectura de los hombres ¿Qué importancia y qué funciones tendrá en la sociedad?, ¿la demanda de la lectura crecerá o disminuirá?

Respecto a estas inquietudes planteadas por Armando P. podemos preguntarnos: ¿Se alejará el libro velozmente y terminará por abandonar la era Gutenberg para ingresar a la era Digital? Muchos estudiosos consideran que el libro de papel permanecerá un tiempo relativamente extenso coexistiendo con los libros electrónicos, que terminarán por imponerse, no cabe duda, como los códices se impusieron a los rollos de papiro y los libros impresos se impusieron a los manuscritos.

Lo importante al definir de qué manera leeremos y qué es encontrar el justo equilibrio para obtener el mayor beneficio respecto de los aprendizajes.

Acerca del autor:

Facultad de Educación, Ciencias Sociales y Humanidades. Universidad de la Frontera. Chile.

Deja tu comentario