Cómo descansar correctamente en vacaciones

Por |2018-09-13T13:42:34+00:006-Jul, 2018|Ideas y recursos|

Vacaciones
Las vacaciones son algo que todos deseamos. Niños, jóvenes y adultos tenemos deberes durante todo el año, y las vacaciones son el momento ideal para poder reponer energías y enfrentar el siguiente periodo escolar o de trabajo de la mejor manera. Lamentablemente, el error más frecuente que podemos cometer durante las vacaciones es no descansar de manera adecuada. Si bien los adultos podemos decidir por nosotros mismos la hora en que queremos acostarnos, no quiere decir que a esa misma hora nos vamos a dormir para tener todas las horas de sueño que necesitamos. Los niños por otra parte, también pueden sufrir de trastornos del sueño. A veces, las vacaciones alteran nuestros hábitos de descanso.

En este artículo te daremos algunos consejos sobre cómo puedes evitar la pérdida de sueño generada por los trastornos del sueño y otros problemas que pueden reducir la falta de horas de descanso necesario y generar conductas como la irritabilidad o trastornos crónicos como el estrés.

Ante todo, debemos recordar que nuestro cuerpo libera una hormona llamada cortisol, que es la encargada de generar la sensación del sueño. Esta hormona está programada para relajarte, a fin de que puedas descansar cada noche. Pero para que esta hormona pueda hacer su trabajo, tienes que aprender a crear las condiciones necesarias para ello. Veamos:

  • Comer al menos 3 ó 4 antes de dormir. Si comes muy cerca de la hora de descanso, tu sistema digestivo estará trabajando arduamente para digerir los alimentos y esto no te ayudará a descansar.

  • Evita consumir alimentos que alteren tu sistema nervioso. Por ejemplo, alimentos que contengan cafeína, teína o altos niveles de azúcar antes de dormir.

  • Intenta hacer ejercicio. Si realizas actividades recreativas durante el día, te será mucho más fácil conciliar el sueño durante la noche. El cuerpo sabe que necesita descansar después de realizar estas actividades.

  • Evita ver televisión o utilizar dispositivos electrónicos justo antes de dormir. Las películas, los videos, los juegos virtuales y otros entretenimientos basados en pantallas, también pueden alterar tu sistema cognitivo, haciendo funcionar excesivamente tu cerebro, impidiendo que puedas conciliar el sueño.

  • Usa las horas del día para ver TV, navegar por Internet y utilizar dispositivos electrónicos. Reserva las horas de la noche para compartir en familia y amigos. Te será mucho más fácil dormir.

  • Por último, si eres padre o madre, ejerce control sobre ti mismo y ayuda a tus hijos. No está mal poner límites y reglas para el beneficio de tu salud y la de tu familia. Recuerda que el dormir promueve el crecimiento en los niños, evita el estrés y la fatiga, ayuda con tu estado de ánimo, previene la irritabilidad, tu cuerpo se repone y repara de posibles lesiones e incluso tu cerebro internaliza lo aprendido durante el día en tu memoria.

Por todo esto, no te prives del sueño. Toma estos consejos y permítete tener unas merecidas vacaciones para divertirte, reponerte y compartir de la mejor manera con tu familia y amigos.

Acerca del autor:

Profesor de Educación Física - Magíster en Educación con mención en Evaluación y Currículum. Universidad Adventista de Chile

Deja tu comentario