“Y el niño crecía en sabiduría, estatura y en gracia …”

Categorías: Escuela para padres|Etiquetas: , |

Crecimiento

La responsabilidad de la formación de los niños en su temprana edad es vital para su desarrollo cognitivo, sicológico y físico. Me gusta la claridad cómo se nos ilustra en la biblia que debe ser ese crecimiento:

“Y Jesús crecía en sabiduría, en estatura y en gracia para con Dios y los hombres”. Lucas 2:52

Inteligencias presentadas en Lucas

Es interesante notar que en este versículo encontramos algunas de las tendencias actuales con respecto al estudio de las inteligencias humanas.

El estudio de las inteligencias ha ido evolucionando en el tiempo, al inicio se basaban en la medición del aspecto racional o intelectual que usamos para resolver los problemas lógicos o estratégicos y crearon test para medir el coeficiente intelectual bajo esta premisa.

Los estudios avanzaron y se dieron cuenta que la inteligencia en la compleja naturaleza del ser humano no se puede medir solo con uno de sus componentes, y a finales de este siglo se realizaron estudios que ampliaron el conocimiento de la inteligencia humana y se formularon las teorías de las inteligencias múltiples y la inteligencia emocional.

La teoría de la inteligencia múltiple de Howard Gardner proporciona ocho formas de enseñar y aprender, que son:

  • Lingüística

  • Lógico-matemática

  • Musical

  • Visual -espacial

  • Corporal-kinestésica

  • Interpersonal

  • Intrapersonal

  • Naturalista

Y la teoría de la inteligencia emocional presentada por Daniel Goleman se centra en el estudio de los sentimientos propios y hacia los demás, y como estos producen la empatía, compasión, motivación y la capacidad de responder ante el sufrimiento y el gozo.

A principios de este siglo, se inician estudios al respecto de una inteligencia más, y nos referimos a la inteligencia espiritual. Los seres humanos por naturaleza somos seres espirituales, nos cuestionamos, de dónde vinimos, él porque estamos en esta tierra, hacia donde vamos, nos preguntamos sí existe un ser superior en el universo, entre otras preguntas existenciales. El dar respuesta a estas preguntas nos permite tener una identidad y ubicación en el mundo. Esta inteligencia nos permite enfrentar y resolver problemas significativos y poner nuestros actos en un contexto más amplio. Esta es la inteligencia que da un sentido a la vida y es el fundamento de la inteligencia múltiple y emocional.

La tarea de los docentes ante este conocimiento es estudiar y capacitarse en cómo utilizar estos conceptos para crear estrategias de enseñanza que permitan a los alumnos un desarrollo en “sabiduría, estatura y gracia para con Dios y los hombres”.

En los dos siguientes post revisaremos más a profundidad el tema de la inteligencia emocional y la inteligencia espiritual.

Acerca del autor:

Contadora. PhD en Liderazgo.

Deja tu comentario