Un aroma vale más que mil palabras – Noviembre 2016

Categorías: Letras con Ideas|Etiquetas: , , |

Un aroma vale más que mil palabras – Noviembre 2016
El ser humano es capaz de distinguir más de 10 mil moléculas de aromas diferentes. Yo leí eso en un libro muy antiguo, que no olía tan bien…

                                                                                                                                                              Sabino

Una tarde de domingo, mientras nuestros amigos visitaban un centro comercial de la ciudad…

—¡Mmmm! ¡El centro comercial tiene una fragancia muy exquisita! —comentó Melisa.

—¡Es verdad! —dijo Nahuel. —Esto me hace acordar de algo bien interesante: un laboratorio de fragancias que nos invitó para que fabriquemos nuestros propios perfumes.

—Siempre tuve mucha curiosidad en relación con las familias aromáticas.

—¡Ya está Sabino y su manía de hablar lo más complicado posible! —se quejó Quique hablando como consigo mismo.

—Discúlpeme, mi caro amigo. Ésta no era mi intención. Estaba apenas refiriéndome a los diversos aromas.

Después de mirar sus anotaciones, Sabino mostró una tabla:

  • Familia aromática: aromas suaves y frescos, como los de la menta y el romero.
  • Familia cítrica: aromas frescos, como los de la naranja y el limón.
  • Familia floral: aromas de flores, como la rosa y el jazmín.
  • Familia marina: aromas suaves y refrescantes, que recuerdan al agua.
  • Familia de las frutas: aromas dulces y alegres, como los de la frutilla, la cereza y el durazno.
  • Familia gourmand: aromas que recuerdan a diversos alimentos, como los del chocolate y el café.
  • Familia de las maderas: aromas secos, menos dulces, pero muy sofisticados, como los del sándalo o el pachuli.
  • Familia oriental: aromas picantes, como los de las especies orientales.

Fue lo que bastó para que todos se interesaran aún más por aquella visita de la que había hablado Nahuel. Por eso, trataron de organizarse para aceptar la invitación.

Cada uno comenzó a anotar los aromas que eran propios de algunos lugares: tiendas, panaderías, confiterías y otros lugares, como aeropuertos, saunas y la lista fue aumentando.

¡Y existe el aroma de los centros comerciales! —completó Rodrigo. —¿Ya lo sintieron? Quien produce ese aroma es un profesional llamado perfumista. Hoy, ustedes van a tener un día de perfumistas aquí. ¿Vamos a trabajar?

El grupo de Mis Amigos se animó con la idea. Divididos en parejas, recibieron una tarea: crear una fragancia para un gimnasio.

Después de un tiempo de mezclas y más mezclas, Nahuel y Melisa presentaron un perfume que marcaba presencia, con un toque “a madera”, como lo identificaron después. Leo y Quique prepararon una fragancia que recordaba el aroma de un jabón. Sabino y Gina elaboraron un aroma cítrico, bien parecido al limón. Todos quedaron muy bien, pero la fragancia de Nahuel y Melisa recibió la aprobación de los profesionales del laboratorio.

Al final, todos recibieron una muestra en spray de la fragancia vencedora, y a Mis Amigos les pareció que valió la pena tener un día de perfumista.

En ese momento, Thaís trajo unas cintitas de papel para todos.

—¡Mmmm! ¡Tiene olor a galletitas! —comentó Melisa.

—Es para una propaganda de cookies —reveló la perfumista.

Ese trabajo se llama marketing olfativo. La gente hace que la marca sea más conocida por su aroma propio. Cuando sientas ese aroma otra vez, vas a recordar el producto que representa. La memoria relacionada al olfato es más eficaz que cualquier otro sentido.

Finalmente, Sabino pudo dar su contribución “sabinística”.

—Pero, claro…, pues el ser humano es capaz de distinguir más de 10 mil moléculas de aromas diferentes. Yo leí eso un libro muy antiguo, que no olía tan bien…

Cuando regresaron a la casa, pasando adelante del centro comercial, Melisa comentó:

—Dicen que una imagen vale más que mil palabras… Y entonces, ¿cuánto vale una fragancia?

Texto: Sueli Ferreira de Oliveira.
Agradecimientos: AirSense Marketing Olfativo.

Acerca del autor:

Gerencia de Educación de Editorial ACES. Edita y distribuye libros de texto, recursos didácticos y contenidos digitales para la red de Educación Adventista de Sudamérica.

Deje su comentario