Tips de actividad física saludable

Categorías: Ideas y recursos|Etiquetas: , , |

Actividad física

Todos reconocemos la importancia de la actividad física sistemática y los beneficios que otorga a nuestro organismo.

La actividad física mejora el flujo sanguíneo hace que el oxígeno llegue a todo el cuerpo, incluyendo el cerebro. Por eso, está comprobado que la actividad física regular mejora la capacidad intelectual. Además de prevenir enfermedades cardiovasculares, evita los trastornos como la obesidad, el estrés, y otros. También mejora la autoestima y la confianza en uno mismo. Sin embargo, por diferentes situaciones, no dedicamos tiempo cotidiano para practicar alguna actividad física. A continuación compartiremos algunos tips o consejos para motivarte a dedicar tiempo para la práctica de diferentes tipos de actividad física:

  • Toma conciencia. Todos reconocemos la importancia de la actividad física. No prives a tu organismo de los beneficios que trae la actividad física regular. Crea un buen hábito.

  • Organízate y sé constante. Revisa tu horario y asigna una hora por día, al menos 3 días a la semana, para realizar cualquier tipo de deporte o actividad que te guste. Piensa en trotar, andar en bicicleta o hasta salir a caminar con tu mascota.

  • No te sobrepases. No te extralimites con la actividad que hayas decidido realizar. Hazla según tus capacidades. Así evitarás lesiones y dolores musculares o articulares con el paso del tiempo. Recuerda que todo tiene un límite.

  • Hidratación y alimentación adecuadas. Recuerda que necesitas hidratarte y alimentarte bien. Por esto, bebe agua 20 minutos antes de cualquier ejercicio, durante, y al finalizar la actividad. La hidratación es fundamental para que la sangre fluya de mejor manera por todo nuestro organismo además de controlar nuestra temperatura corporal y mantenernos hidratados. No comas demasiado antes del ejercicio. Puedes tomar una colación, de esta manera no sufrirás dolores estomacales, hipoglucemias u otro tipo de malestar por haber comido demasiado o nada.

  • Elongación y descanso. Recuerda que después de haber realizado cualquier actividad física tus músculos quedan contraídos, según la intensidad del ejercicio que realizaste. No te olvides de elongar o estirar tus músculos. Y no robes horas al descanso nocturno.

Recuerda que puedes realizar actividad física con tus familiares o amigos, así podrás pasar un buen momento y fortalecer los lazos con la gente que más quieres.

Acerca del autor:

Profesor de Educación Física - Magíster en Educación con mención en Evaluación y Currículum. Universidad Adventista de Chile

Deja tu comentario