Precauciones para el cuidado de tu identidad digital

Categorías: Destacado, Ideas y recursos|Etiquetas: , , |

Privacidad digital

En nuestra vida cotidiana transitamos por un camino y a cada paso que damos dejamos una “huella” que refleja nuestra identidad. Al utilizar Internet, acostumbramos a dejar ciertas “huellas” que hacen a nuestra identidad digital, de modo tal que es importante conocer aspectos referentes a ella y qué cuidados debemos asumir.

Empecemos por el concepto: ¿Qué es la identidad digital? Podemos decir, básicamente, que “somos nosotros en Internet”, en el ámbito de las nuevas tecnologías comprende toda información que compartimos y todo lo relacionado a nosotros que existe en Internet; un claro ejemplo lo encontramos en la interacción con blogs y redes sociales, publicaciones, fotos, videos, comentarios, etiquetas por parte de otras personas;  son las que establecen un conjunto de información que nos define en la red.

El planteo que surge es, ¿hay modo de proteger o resguardar nuestra identidad en la web? Y la respuesta es afirmativa, siempre y cuando seamos debidamente cuidadosos con la información que compartimos, sobre todo en las redes sociales, foros, formularios de compra online, etc. Debemos conocer quiénes están al alcance de poder ver lo que publicamos, nuestros amigos, familiares, compañeros de estudio y/o trabajo son los que generalmente “acceden” a nuestro entorno digital.

A continuación, recomendamos algunas precauciones necesarias para mantener nuestra identidad digital, según lo aconseja la Oficina de Seguridad del Internauta:

  • No usar la misma contraseña de acceso para el correo electrónico y los perfiles en redes sociales, si consiguen la contraseña del correo pueden acceder a todas las cuentas.

  • Hacer copias de seguridad regularmente de todos los documentos personales.

  • Usar la doble verificación de la App Google Authenticator, sistema con el que además de introducir nuestra contraseña de acceso, debemos introducir un código numérico temporal que nos llega al teléfono móvil.

  • Cerrar todas las sesiones activas de correo electrónico y redes sociales.

  • Configurar la privacidad en las redes sociales y controlar qué información se publica.

  • No compartir fotos del hogar con datos geolocalizados ni publicar la localización en tiempo real.

  • Evitar conectarse a redes Wi-Fi públicas o abiertas.

  • Denegar el acceso a datos que solicitan las aplicaciones de Facebook y eliminar las que no se utilicen.

Los constantes avances tecnológicos, el aumento de dispositivos móviles y de servicios “en la nube” nos facilitan un rápido acceso a la información personal y pública. Por esa razón, para resguardar nuestra identidad digital debemos tener en consideración estas pautas que nos marcan una línea delgada, pero precisa.

Muchos se preguntarán, ¿acaso no puedo hacer conmigo mismo lo que se me da la gana? Los expertos en seguridad no pretenden recortar la libertad de los usuarios, simplemente ofrecen consejos de seguridad para resguardar la identidad digital y, por ende, física de las personas.

Es semejante con los consejos que Dios da en la Biblia. Están allí para ayudarnos a ejercer nuestra libertad sin dañar al prójimo. Los mayores beneficiados somos nosotros mismos. Dios nos ha creado seres individuales, aunque sociales. Hay derechos que pertenecen a todo individuo. Tenemos una individualidad y una identidad que nos son propias. Nadie debería sumergir su identidad en la de algún otro. Todos deben actuar por sí mismos, de acuerdo con los estados de su propia conciencia.

Por otra parte, los cristianos tenemos una gran responsabilidad: somos responsables ante Dios por lo que hacemos con nuestra identidad. Si creemos en Aquel que creó todo, no podemos “hacer lo que se nos de la gana” con nuestra vida, pues ha sido prestada por Dios y él desea que seamos felices con la identidad que recibimos.

Acerca del autor:

Analista de Sistemas. Docente en Informática, Tecnología y TICs. Instituto Adventista Alta Gracia. Posadas, Misiones, Argentina.

Deje su comentario