La llegada de un bebé

Categorías: Artículos varios|Etiquetas: , , , , |

Con la llegada de un bebé toda la familia se pone feliz. Todos estaban ansiosos por recibir en el hogar a un nuevo integrante.

Por lo general, los preparativos para recibirlo incluyen el arreglo de una habitación para el bebé, su ropa y hasta algunos juguetes. Pero… ¿quién repara en lo que puede percibir como individuo este tierno ser? Los cambios en el ambiente son importantes, ya que antes de nacer, el bebé se encontraba en el seno materno, en un ambiente cálido y no tenía necesidad de ingerir alimentos: todo lo necesario provenía de su propia madre.

Padres con su bebé

Los médicos promueven un primer contacto fundamental entre el bebé y su madre: los reúnen lo antes posible para que el bebé vuelva a percibir la voz, el olor y la temperatura de su madre, aunque ahora desde otra perspectiva. Estas percepciones son lo único que sigue intacto al encontrarse con el mundo  externo.

El recién nacido experimenta un cambio traumático y constante que implica la necesidad de adaptarse a un nuevo espacio que será su mundo a partir de ahora.

Siempre es bueno recibir un nuevo integrante en la familia y hay que alegrarse y celebrar el acontecimiento. Pero también hay que planificar y tener en cuenta lo que puede estar sintiendo alguien tan diminuto en un mundo tan grande. Los padres deben reflexionar en el regalo de la vida que Dios les ha encomendado, ese tesoro tan grande para que cuiden y guíen siempre a los pies del Salvador.

¡Dios bendiga las familias!

Valeria Debicki
Profesora de Nivel inicial

Acerca del autor:

Profesora de Nivel Inicial.

Deje su comentario