Cruza el país en bicicleta para construir una escuela adventista

Categorías: Noticias|Etiquetas: , , , , |

Ramón Verón, un obrero de la construcción que vive en Escobar, Buenos Aires, Argentina, decidió realizar una travesía solidaria en bicicleta, desde La Quiaca hasta Ushuaia, con el objetivo de juntar fondos para la construcción de una escuela adventista en su ciudad.

Las dos pasiones de Ramón son el ciclismo y el servicio. Con 68 años, el desafío propuesto es exigente por partida doble: son aproximadamente 6 mil kilómetros entre La Quiaca y Ushuaia y se necesita recolectar 6 millones de pesos para construir una escuela adventista que ayude a los niños de su localidad.

El proyecto fue ideado por un grupo de miembros de la Iglesia Adventista local deseoso de mejorar la calidad de vida de su ciudad mediante la educación en valores cristianos, en línea con la filosofía de la red educativa adventista de Sudamérica.

Ya cuentan con el terreno que fue donado para el proyecto, pero ahora el desafío es comenzar a construir. Ramón aclara: “No tengo forma de colaborar económicamente, pero lo que sé es andar en bici… Tenemos fe de que en 2017 va a estar funcionando la escuela”. El 8 de noviembre inició su viaje en bicicleta por las rutas argentinas, justo al día siguiente de su cumpleaños.

Lo acompañan un matrimonio amigo y su hija Florencia. A lo largo del trayecto, el grupo visitará distintas localidades para promover las donaciones, brindando charlas y repartiendo volantes.

El deseo de educación para los niños

“Valoro este tipo de educación por lo que veo en mis hijos”, confiesa Ramón al referirse a sus hijos -Gabriela, Gabriel, Evelina y Florencia- todos formados en la red de educativa adventista. Lo hace, no solo porque ellos pudieron formarse en los saberes académicos de los que careció, sino que, sobre todo, porque en las instituciones educativas adventistas ellos encontraron el mismo mensaje de servicio que este aventurero de la bici buscó impartirles.

“Mis padres nos educaron para ayudar a los demás y lo mismo me transmitieron en el colegio. Eso me hizo abrir la mente, ver que primero están los otros”, expresa Florencia, de 22 años, quien en 2013, tras recibirse de asistente ejecutiva, trabajó como voluntaria en Uruguay. Ramón agrega: “Te enseñan a preocuparte por los demás. Es bueno olvidarse de uno mismo cuando te das cuenta que hay gente que tiene más necesidades”.

Cómo participar

Los residentes de Argentina pueden colaborar con el monto que deseen a través de Pago Fácil o directamente por transferencia bancaria.

Los residentes en el exterior pueden donar a través de su cuenta de PayPal.

Para seguir el avance de la travesía y enterarse de las novedades de este proyecto solidario se creó el sitio web www.todosxunaescuela.com. También se puede visitar las redes sociales de Facebook y Twitter.

Noticia adaptada de Clarín.com

Acerca del autor:

Director de contenidos del Portal hispano de Educación Adventista de Sudamérica. Soy editor, profesor de lengua y pastor cristiano adventista del séptimo día.