Consejos para mantener seguro tu dispositivo móvil

Categorías: Ideas y recursos|Etiquetas: , , , |

Consejos para mantener seguro tu dispositivo móvil

Los dispositivos móviles ya forman parte de nuestra vida cotidiana. Este verdadero salto tecnológico en las telecomunicaciones a nivel mundial conlleva nuevas responsabilidades para los usuarios, porque las oportunidades de vulnerar nuestra privacidad han aumentado considerablemente.

Teléfonos inteligentes y tabletas

Los smartphones son la evolución de los teléfonos móviles. Se parecen más a una pequeña computadora personal y tienen mayor capacidad de procesamiento y almacenamiento para realizar muchas tareas basadas en una conexión a Internet.

Las tabletas son dispositivos de mayor tamaño que un teléfono inteligente, livianos y útiles por su portabilidad, con una pantalla más grande que un smartphone, con la que se interactúa con los dedos, sin la necesidad de un teclado físico ni ratón.

Tanto el smartphone como la tablet  son habituales para realizar diversas tareas, como por ejemplo: tomar fotografías instantáneas, grabar videos en alta definición, escuchar música o radios online, reproducir videos, hacer videollamadas, navegar, acceder al correo electrónico, compartir nuestra actividad en las redes sociales, marcar un camino por medio del GPS, etc.

El uso cotidiano de estos dispositivos involucra riesgos de todo tipo a causa de su uso indebido.

A continuación mencionaremos una serie de consejos para tener nuestros dispositivos más seguros, sugeridos por la OSI.

  • Mantener el sistema operativo y las aplicaciones siempre actualizadas:  Por lo general, cada nueva versión de iOS y Android añade algunas nuevas funcionalidades y corrige vulnerabilidades que pueden ser usadas por los hackers para acceder a nuestro dispositivo y robarnos la información personal que contiene.

  • Precaución al conectar el móvil a redes WIFI públicas. Ese tipo de conexiones no suelen cumplir con las máximas garantías ni protocolos de seguridad y, al ser compartidas por muchos dispositivos de forma simultánea, se multiplica el riesgo de ser infectado por un malware.

  • Mantener WIFI y Bluetooth desconectados siempre que no se usen. Muchos virus y formas de malware se distribuyen a través de este tipo de conexiones, incluso aunque no las estemos utilizando. Además, ahorraremos energía si mantenemos desconectados estos servicios.

  • Descargar e instalar aplicaciones sólo de sitios de confianza. Lo mejor es no instalar apps de tiendas que no sean las oficiales de Apple, Android o los distintos fabricantes de teléfonos. Es recomendable verificar quién es la empresa responsable de la app antes de instalarla.

  • Instalar un antivirus. Los programas antivirus suelen filtrar la mayoría de las amenazas, pero las versiones gratuitas de estos programas tienen funcionalidad limitada.

  • Protege tu smartphone en caso de robo o pérdida. Es conveniente instalar programas que permitan monitorear y localizar el móvil una vez que no esté en nuestras manos, así como cifrar todo su contenido en caso de que caiga en malas manos. Podemos destacar Cerberus: una aplicación que geolocaliza el dispositivo y también dispone de alarma. Además, permite bloquearlo, borrar su contenido, enviar mensajes de alerta al ladrón, obtener un registro de llamadas y SMS enviados e incluso tomar fotos y grabar audio.

  • No hagas root o jailbreak a tu dispositivo. Este tipo de procedimientos pueden dar acceso a los virus y malware a todos los rincones del smartphone, multiplicando el daño que pueden hacernos.

  • Crea distintos perfiles si más de una persona utiliza el mismo teléfono o tablet. De esta forma, se reducen los riesgos asociados a la actividad de cada perfil individual.

Hemos visto resumidamente la importancia de proteger nuestros dispositivos, especialmente de las amenazas virtuales que pueden ocasionar daños irreparables.

No olvidemos que un pequeño detalle, una pequeña grieta de seguridad, así como apartarnos un poco de lo que es correcto, parecen acciones sin importancia en el momento, pero el enemigo lo usará para atacar nuestros dispositivos. Para mantenernos seguros, debemos caminar cada día con Dios, un día a la vez.

Nosotros somos los primeros y principales responsables de nuestra seguridad y la de nuestra familia o comunidad. Nadie debería dejar a un niño transitar por oscuros callejones en la periferia de una gran ciudad desconocida. Entonces, ¿por qué dejamos que utilicen dispositivos sin el debido entrenamiento en seguridad o sin tomar las medidas de prevención adecuadas?

Nuestra conexión con Dios, así como la de nuestros dispositivos, tiene una clave de acceso para que podamos entrar a un entorno protegido y asegurarnos nuestra herencia eterna.

Glosario

  • Root (Raíz, en inglés). Se le conoce así al método utilizado para acceder a los privilegios de administrador o super usuario del sistema operativo Android.
  • Jailbreak (Fuga de la cárcel, en inglés). Es el proceso de suprimir algunas de las limitaciones impuestas por Apple en dispositivos que utilicen el sistema operativo iOS.
  • Malware. El malware (del inglés “malicious software”), también llamado badware, código maligno, software malicioso o software malintencionado, es un tipo de software que tiene como objetivo infiltrarse o dañar una computadora o sistema de información sin el consentimiento de su propietario.

Acerca del autor:

Analista de Sistemas. Docente en Informática, Tecnología y TICs. Instituto Adventista Alta Gracia. Posadas, Misiones, Argentina.

Deje su comentario