Aventuras en familia – Experiencias de lectura

Categorías: Artículos varios|Etiquetas: , , |

Rocío Flores, profesora del tercer grado de enseñanza primaria en el colegio adventista de Asunción, Paraguay, envió sus comentarios y las experiencias de sus alumnos mientras leen el libro Aventuras en familia, escrito por Sonia Krumm (ver otros libros escritos por la autora). Compartimos algunas preguntas de los alumnos que la autora contestó amablemente.

Estos son los lectores que enviaron sus comentarios y preguntas. ¡Envía los tuyos también mediante el formulario al pie de esta página!

Pregunta 1

Estas historias, ¿son verdaderas?
Brayan Huaraca
¡Hola Brayan! Las historias de Aventuras en familia son verídicas. Son relatos de lo que ha sucedido durante mi niñez o la de mis hijos. Tal vez no recuerdo todos los detalles cuando escribo, pero al tener fotos o videos de los lugares donde sucedieron las cosas, eso me ayuda a rearmar la historia. También me ha servido usar el diario que yo escribí de mis hijos mientras ellos iban creciendo.
Sonia Krumm, autora ACES Educación

Pregunta 2

¿Andrés es un niño real? Eres la mejor, tú me inspiras.
Daiki Horita
¡Gracias, Daiki! ¡Qué bonito tu nombre! Andrés es un niño (no tan niño ahora) muy real. Es mi hijo mayor y se llama Max. Ahora tiene 25 años.  En el libro cambié los nombres para darle algo de fantasía a las historias y que no se identifiquen tanto con mis hijos, a quienes muchos conocen aquí.
Sonia Krumm, ACES

Pregunta 3

Me gusta mucho el libro. Me gustaría saber cuál es la historia que más le divirtió al escribirla.
Arami Arrua
¡Hola Arami! ¡Qué bueno que hayas disfrutado de la lectura! El próximo año saldrá Aventuras en Familia II así que podrás seguir leyendo. Quizá las historias que más me divirtieron a mí fueron las que están protagonizadas por mis mascotas. Son muy tiernas y creativas para vivir sus vidas de gato o perro. Las observo, hablo con ellas, juego, las dejo vivir y me divierto viendo lo que hacen. A veces trato de ponerme en la mente de mi gato o mi perro e imagino qué estarían pensando. Claro que nunca sabré la verdad acerca de esto, pero me entretengo armando mis propias historias.
Sonia Krumm, ACES

Pregunta 4

La historia que más me gustó fue “7 vidas”.
Elena Wasmuth
¡Es una de mis favoritas también, Elena! Mis gatitos siempre me han inspirado a imaginar y soñar. Son muy graciosos, y a su manera, dan mucho cariño. Nuestro Tiggy fue particularmente amoroso. Nunca más tuvimos un gato tan cariñoso como él, y lloré mucho cuando murió. Pero eso sucede con las mascotas: viven menos que los seres humanos, ¡aunque el tiempo que están con nosotros nos llenan de felicidad!
Sonia Krumm, ACES

Pregunta 5

¿Cómo se te ocurrieron las historias?
Leila Rojo
¡Hola Leila! Escribir estas historias fue relativamente sencillo: nada más me esforcé por recordar lo que había sucedido. Todas las historias son reales, así que en realidad lo que hice fue recrear el entorno, tratar de describir el lugar y las circunstancias en las que ocurrieron los hechos. También agregué preguntas porque ayudan a pensar y ponerse en lugar de los protagonistas, y textos bíblicos que nos lleven reflexionar acerca de todo lo que Dios hace por nosotros. Así que, cuando quieras escribir una historia, piensa en los hechos cotidianos y en aquellos momentos en que sucedió algo diferente… ¡y ya tienes una historia!
Sonia Krumm, ACES

Pregunta 6

La historia más triste para mí fue “7 vidas”.
Irene Lescano
¡Irene, es verdad! Muchas veces sufrimos cuando nuestras mascotas se enferman y sufren, o a veces mueren. Cuando quieres mucho a tu gatito o tu perro o tu hámster… ¡Qué dolor es verlos sufrir! ¿verdad? Bueno es saber que en la Tierra Nueva, Jesús creará todo nuevo y la enfermedad ya no podrá entristecernos. Nuestras mascotas serán todos los animales (aún aquellos que ahora son salvajes) y ¡jugaremos con ellos para siempre!
Sonia Krumm, ACES

Pregunta 7

Me gusta mucho el libro.
Álvaro
¡Cuánto me alegra que lo hayas disfrutado, Álvaro! Ahora que ya lo leíste, ¿te animas a contarle alguna historia a tus papis, hermanos o primos? Cuando compartimos las lecturas las fijamos mejor en la memoria. Y prepárate para leer Aventuras en Familia II.
Sonia Krumm, ACES

Pregunta 8

Me inspiró tu libro. Me encantó. Lloré cuando Tiggy se enferma.
Luciana
Coincido contigo, Luciana. Yo también lloré cuando Tiggy se enfermó y aún hoy me causa dolor recordarlo. Qué bueno es poder tener recursos para cuidar de nuestras mascotas y aliviarles el dolor, porque ellos no saben cómo buscar ayuda. El veterinario es una persona a quien admiro porque él entiendo cómo aliviar los dolores de los gatitos y perritos. Me alegra saber que te gustó el libro, y si te inspiró ¡escribe tus propias historias! Algún día podrás compartirlas también, ¿no lo crees?
Sonia Krumm, ACES

Pregunta 9

A tu parecer, ¿cuál es la historia más linda?
Aldana
Me gustan muchas, porque todas son parte de mi vida. Por ejemplo, me divierte recordar el día cuando los patos se comieron las decoraciones de las “tortas” de barro, o cuando nos llenamos de piojos y pulgas con mi amiga el día que subimos al granero, por mencionarte algunas. Pero una historia que me emociona es la de Blanquita, la coneja que se perdió, porque yo era la maestra de esa historia. Mis niñitos del jardín oraron para que ella regresara sana y salva, y Dios contestó esa oración y premió una fe sencilla. Todavía me conmueve recordar cómo Blanquita volvió como respuesta a una oración de los niños.
Sonia Krumm, ACES

Pregunta 10

¿Cuál es la historia que más te costó escribir?
Catherine
¡Hola Catherine! Quizá la historia que más me costó escribir es “Fuegos en el cielo”, porque eso sucedió cuando nuestra hija Katia tenía tres años y fue una pérdida muy traumática. Lloré mucho, me asusté muchísimo más, oré y oré… Fue una experiencia muy dolorosa haber perdido a mi propia hija por unos minutos, que para mí fueron horas. Me costó poner en una historia corta tantas emociones y tratar de explicar el contexto. Pero, gracias a Dios, tuvo un final feliz, y eso es lo más importante, ¿no te parece?
Sonia Krumm, ACES

Pregunta 11

La historia más triste para mi fue: “Zapatos gastados”.
Kizashi Eida
Kizashi, eres muy sensible. Tienes mucha razón, esa historia es muy triste porque es la realidad de muchos niños, lamentablemente. Ese niñito de la historia fue mi alumnito, y su familia sufrió mucho a causa de un papá que los abandonó, y de los castigos crueles que él, antes de irse, propinó a sus hijos. Si tú tienes una familia que puede enviarte a la escuela y ayudarte, agradécele a Dios por ese regalo. Y si conoces a alguien que está sufriendo privaciones o maltratos, busca ayuda con algún adulto que pueda guiarte para saber qué hacer al respecto. Cuando ayudamos a las personas que sufren, somos como ángeles que Dios utiliza para aliviar a sus hijitos.
Sonia Krumm, ACES

Acerca del autor:

Director de contenidos del Portal hispano de Educación Adventista de Sudamérica. Soy editor, profesor de lengua y pastor cristiano adventista del séptimo día.

Deje su comentario