Cómo aprovechar la televisión en casa

Categorías: Escuela para padres|Etiquetas: , , |

Cómo aprovechar la televisión en casa

Consejos prácticos de cómo utilizar la TV como una herramienta positiva en el desarrollo de los niños y jóvenes en su casa y en la escuela.

Me resulta difícil hacer una relación de cuestiones positivas y negativas de la televisión porque sé que nunca coincidiríamos. A pesar de todo, hagamos un esfuerzo.

Cuestiones positivas:

  • Es un instrumento de ocio barato y espectacular.

  • La televisión entretiene y acompaña.

  • Ayuda a conocer culturas, geografía e idiomas.

  • La televisión simplifica el entendimiento de la información.

  • Es un medio creativo que impulsa las artes, las ciencias, los sectores sociales, etc.

Cuestiones negativas:

  • La violencia, el sexo, problemas visuales, alteración del sueño, nerviosismo, fracaso escolar.

  • Aislamiento, obesidad, atrofia de la actividad intelectual, pérdida del discernimiento entre otras.

  • Realidad y ficción, banalidad de la violencia, exaltación de lo amoral.

La violencia y el sexo son dos cuestiones que preocupan mucho a los padres y que siempre están presentes en la televisión, independientemente del horario. La carga de sensualidad y violencia implícita o explicita es alarmante. Los psiquiatras afirman que hay una relación directa entre estas imágenes y la personalidad del televidente, independientemente de la edad de estos.

Propuestas para ser un telespectador con criterio

  • La información previa es el primer paso para ser telespectadores responsables.

  • Los padres no pueden abdicar en la televisión el deber y la responsabilidad formativa que les corresponde.

  • Una adicción desordenada a la televisión impide el juego del niño y la convivencia de la familia.

  • La capacidad de imitar que tiene el niño debe ser orientada al conocimiento de personajes reales ejemplares, y no hacia “héroes” televisivos de dudosa moralidad.

  • Los padres y profesores han de enseñar a los niños a seleccionar espacios televisivos gratificantes y enriquecedores, y a rechazar aquellos que les puedan degradar su dignidad humana.

  • La televisión infantil debe fomentar aquellos espacios que tengan que ver con el desarrollo de los derechos humanos, valores familiares, ocupaciones positivas del ocio, estudio y cultivo de la cultura y del espíritu, etc. Cualquier espacio que incluya erotismo, violencia, permisividad, hedonismo y materialismo, delincuencia o racismo, no es apto, y lo hemos de desechar de nuestra elección.

  • Los padres han de iniciar a los niños, según su edad, en una positiva y prudente educación sexual, y no dejar a los programas de televisión esa responsabilidad.

  • Es muy negativo que el niño vea el programa que se le antoje, tanto con la complicidad de sus padres como a escondidas de éstos.

  • Los padres han de esforzarse por buscar alternativas a la televisión: visitas lúdicas, culturales y ecológicas, obras de teatro, proyecciones de vídeos, tertulias familiares divertidas, actuaciones solidarias a favor de los demás, etc.

  • La cultura de la imagen puede llegar a los niños por otros medios que no sea sólo la televisión, es decir, por fotografías, exposiciones y museos, mapas, etc.

  • Las familias pueden y deben crear su propia videoteca con películas y documentales de interés para todos.

  • Los padres y educadores han de estar atentos para que la televisión no convierta a los niños en caprichosos y egoístas, consumidores de todo lo que se anuncia.

  • Ver o no ver televisión no debe convertirse en un premio o castigo para el niño.

  • Los padres con el apoyo de las asociaciones deben vigilar que las empresas audiovisuales cumplas las leyes en sus contenidos.

  • Si los espacios y programas de televisión “basura” son vistos por el niño, éste se desorientará y equivocará al comprender y valorar el sentido de la vida, e irá deformando su conciencia moral.

  • El ejemplo de los padres y educadores es fundamental para los niños.

Acerca del autor:

Doctor en Comunicaciones, Máster en Producción Digital. Especialista en TIC y Docente en Nuevas Tecnologías para la Comunicación. Mail: contacto@antoniolerma.es

Deje su comentario